IAF INGENIERÍA provee a la industria de aglomeradores. El proceso de aglomeración, cobra cada día mayor importancia debido a la necesidad de las empresas de obtener polvos de mayor granulometría compatibles con requerimientos específicos del mercado. Mediante este proceso el polvo entra en contacto con distintos agentes aglomerantes, el contacto entre sólido y solución aglomerante es muy importante puesto que define muchas características del aglomerado obtenido.
La aglomeración consiste en la formación de una partícula compuesta por la unión de otras más pequeñas, esta partícula de mayor tamaño tiene espacios intersticiales por donde penetra el líquido, cuando el aglomerado se introduce dentro del mismo, estos espacios facilitan la humectabilidad, mojabilidad, dispersabilidad y solubilidad del polvo en el líquido. Además de estas propiedades, el aglomerado adquiere otras propiedades que son sumamente ventajosas, que van desde lo práctico a la percepción que tiene un consumidor de la calidad del producto. El aspecto que le confiere el aglomerado a un producto, es de un polvo homogéneo en su color, dando sensación de naturalidad, evitando la separación de componentes de distintas granulometrías o colores, lo cual garantiza que cada porción que se consuma mantenga la formulación de origen desde que se comienza a consumir el producto de un envase, hasta que se termina el contenido del mismo, evitando la separación de los distintos ingredientes. El aglomerado tiene además una mayor fluidez, lo que facilita su envasado y la dosificación en fase polvo.

Mediante este proceso se mejoran los siguientes parámetros:
Hu
mectabilidad, Mojabilidad, Dispensabilidad, Solubilidad,
Densidad aparente, Eliminación de finos.